23 de septiembre de 2014

5 Razones para rediseñar tu web

1. Bajan las visitas
El más importante de los indicadores que te dice que debes rediseñar tu sitio web es que las visitas bajan en picado. Hay que atraer al público, que tenga curiosidad y ganas de seguir leyendo, con contenidos y productos interesantes con un diseño eficaz. Hay que crear una conexión con los usuarios, y en caso de tener resultados negativos, detectar en que punto se rompe esta conexión y abordar el problema.

La web debe tener una intención y un mensaje claro. Los usuarios que entren en tu web, deben llegar porque buscan lo que ofreces. Debes focalizar la información, sin abarcar más de lo que realmente interesa. Con una vista rápida, el usuario debe saber qué ofrece tu empresa.

2. Navegación complicada
La distribución de la web y la distribución de las páginas ayudan a crear un sitio ordenado, intuitivo y sin ninguna dificultad de navegación. Es importante que el receptor encuentre la información que está buscando en el menor tiempo posible para evitar que abandone el sitio. Un buscador te puede ayudar para facilitar la navegación y encontrar lo deseado.

Una ayuda para detectar este problema es preguntar al usuario de la web sobre la facilidad de navegación en esta. Con los resultados puede obtener la información necesaria para mejorar los puntos críticos de la web, saber que partes despiertan más interés, que contenidos debemos mejorar...

Debemos evitar utilizar introducciones en Flash que no se puedan saltar y músicas de fondo que no se puedan silenciar.

3. Apariencia antigua y uso indebido de colores
Aunque tu web fuera lo más cuando la publicaste, hay que tener en cuenta que la estética evoluciona, los tiempos pasan y las modas cambian. Una web con aspecto novedoso y dinámico llama mucho más la atención que otra con aspecto antiguo, rancio y totalmente estático. Puedes visitar las webs de tu competencia o de otros sectores y comparar tu estética con las demás, siempre de forma objetiva.

Con un rediseño puedes adaptarla a los nuevos tiempos e implantar widgets, redes sociales, banners, galerías, vídeos...

Además, si es muy antigua, puede que estas implantaciones resulten muy pesadas para tu web o no las pueda soportar, que no sea compatible con las versiones más actualizadas de los navegadores, no se muestre correctamente en dispositivos móviles o tabletas...

En cuanto a los colores, nos ofrecen la posibilidad de sacar más partido al lenguaje visual de nuestra web si se utilizan de forma adecuada.

4. Contenidos desfasados, sin tener en cuenta la maquetación y con dudosa veracidad
Es importante actualizar el contenido de tu web, pues es el principal reclamo. Un contenido desfasado, que hace más de un año que no se modifica, no despierta el mismo interés que uno que haya sido actualizado y esté al día. Además, para los buscadores como Google es importante la actualización y creación de nuevos contenidos para que el posicionamiento de tu web no se vea afectado.

Y como todos los textos, deben ser fácilmente comprensibles, con la letra no muy pequeña, sin párrafos muy densos, estructurados y con una maquetación intencionada. Debe existir un orden lógico de la información para no crear confusión o perder la concentración y que el lector salga espantado. Hay que tener en cuenta también, que el contenido sea veraz.

5. Publicidad inadecuada
Publicidad inadecuada en el entorno de la web o un bombardeo de pop-up's con información que no está relacionada con lo que se busca puede generar desconfianza en el usuario.

Imagínate que tienes un comercio y tu sitio no genera confianza. Lo más probable es que el posible comprador decline comprar alguno de tus productos. Los usuarios juzgan tu web por su apariencia e impacto.

Debes aprovechar el potencial de tu web, para incrementar tus ventas, para expandir tu marca o para darte a conocer. Por estos motivos, no te quede atrás y ¡ponte manos a la obra!

Agradeceré tus valiosos comentarios o si prefieres compartirlo

Gracias

,


No hay comentarios:

Publicar un comentario